De dónde viene la tradición de las torrijas

 In Curiosidades

Estamos apuntito de dar paso a una de las semanas más importantes del año en la ciudad de Málaga, nuestra Semana Santa y por eso, en Restaurante Raíces, nos ha resultado curioso investigar de dónde viene la tradición de las torrijas, propias de la Semana Santa y de la Cuaresma.

Como bien sabréis, las torrijas son esas tostadas de pan normalmente duro, que se ablandan con leche para posteriormente pasarlas por la sartén, cubrirlas con miel y darles un toque de canela. Pues estas tostadas, similares a las tostadas francesas, tienen su primera aparición histórica en el siglo I en una novela de Marco Gavio.

Marco Gavio era un gastronómico romano de la época y fue el primero en mencionar por escrito la simple idea de mojar unas rebanas de pan en leche, aunque sin darles nombre.

Tras esto, fue en la Europa medieval (siglo XIV y XV) donde la simple receta de pan con leche mencionada por Marco Flavio, evolucionó hasta ser pan que, mojado con leche o huevo, luego se puede pasar por la sartén, para posteriormente ser servido con aves o, por el contrario, con azúcar espolvoreada. Según si queremos un acompañamiento de la comida o bien, un postre para rematar.

Ahora vamos a centrarnos en la torrija española. Esta llega al país de la mano de Juan del Encina, un poeta, músico y autor de teatros del siglo XV, que ya dejaba constancia en sus artículos de las conocidas torrijas con frases como “Miel y muchos huevos para hacer torrejas”, las cuales eran utilizadas en su mayoría para que las mujeres que habían dado a luz se recuperaran.

Por qué se asocian las torrijas a la Semana Santa

Hay diversas teorías sobre por qué las torrijas se asocian a la Semana Santa y la Cuaresma.

Unos dicen que es por el pan que sobraba en las distintas familias en épocas de ayuno.

Otros, sin embargo, piensan que su asociación religiosa a la Cuaresma (que es el ayuno y penitencia que hacen las familias en memoria de los 40 días que Jesucristo pasó en ayuno en el desierto) se debe a que, según datos históricos, son las monjas las que empezaron a utilizar este producto en esa época de ayuno religioso.

En definitiva, lo que no podemos negar es que son un producto propio de nuestra gastronomía aquí en Málaga en Semana Santa y que están para repetir.

¡Felices fiestas de parte de Restaurante Raices!

Recommended Posts
Reserva
Alimentos que nunca debes lavar